Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 21 de junio de 2011   |  Número 32
Acceda a nuestra hemeroteca
servicio a fondo
JESÚS EGIDO, JEFE DEL SERVICIO DE NEFROLOGÍA DE LA FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ
“El paciente renal exige una gran colaboración entre especialidades”
Es el Servicio de Nefrología más antiguo de nuestro país, con una gran tradición en diálisis y trasplante, y pionero en la creación de un laboratorio de fisiología y patología renal

Sandra Melgarejo. Madrid
El Servicio de Nefrología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid fue el primero que se creó en nuestro país, en el año 1962, coincidiendo con el regreso del profesor Luis Hernando, tras su estancia en Estados Unidos. Nació con especial interés por el fracaso renal agudo y, ese mismo año, se inició el primer programa de Diálisis Peritoneal en España y, en 1964, el primer Programa de Hemodiálisis Crónica Reglado. El primer trasplante renal del Servicio se hizo en 1971, solo unos meses después de los realizados por los doctores Caralps y Gil Vernet en Barcelona.

“El Servicio fue pionero en varias cosas, entre ellas, en la formación de residentes de Nefrología. El Dr. Hernando fue una persona clave en la creación del MIR y una gran parte de los jefes de servicio de Nefrología de nuestro país surgieron de la Fundación Jiménez Díaz, donde se formaron los primeros especialistas, más de 50”, destaca el Dr. Jesús Egido, actual Jefe de Servicio, quien añade que en el Servicio también se creó “un laboratorio de fisiología y fisiopatología renal único en su tiempo”.

Equipo del Servicio de Nefrología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

En la actualidad, en el laboratorio de investigación en patología renal, “único en España”, trabajan más de 30 personas. El Servicio cuenta con ocho nefrólogos de plantilla, dos residentes por año y uno o dos becarios extranjeros, “un equipo relativamente pequeño para la población que cubre, pero con un gran laboratorio de investigación”, comenta el Dr. Egido.

Según el nefrólogo, “el paciente renal es uno de los que exige una mayor relación entre servicios médicos”. Por ejemplo, la enfermedad cardiovascular es las causa del 50 por ciento de la mortalidad del enfermo renal, lo que motiva una relación “enorme” entre Nefrología y Cardiología, dado que “cuando el corazón enferma, el riñón enferma, y viceversa”. La colaboración con Endocrinología también es frecuente, ya que el 40 por ciento de las personas en prediálisis y diálisis padecen nefropatía diabética. Asimismo, los servicios de Cirugía Vascular y Radiología Intensivista contribuyen en el manejo de fístulas y la implantación de stents a nivel renal, y Anatomía Patológica es clave en el estudio de la biopsia renal. “Estas cinco especialidades representan un 80 por ciento de la relación de Nefrología con otros servicios médicos del hospital”, detalla el Dr. Egido. Por otro lado, el Servicio participa “con mucho interés” en protocolos con Atención Primaria, tanto de detección de la enfermedad renal, como de derivación del enfermo al nefrólogo.

El Dr. Jesús Egido.

El Servicio de Nefrología de la Fundación Jiménez Díaz tiene una de las unidades de enfermedad renal crónica más antiguas de España, con 250 pacientes de forma regular en estadios avanzados, y una Unidad de Hipertensión. De hecho, actualmente el Servicio se denomina de Nefrología e Hipertensión. Además, el Jefe de Servicio señala que están creando una consulta muy amplia del enfermo diabético y una Unidad de riesgo cardiovascular, y que tienen planes con el Servicio de Reumatología para crear una Unidad de Enfermedades Autoinmunes. “Las unidades permiten avanzar en la especialidad y ofrecer un tratamiento mejor al paciente porque el médico se dedica a él con mayor atención”, afirma el Dr. Egido. “Estamos en una etapa de súper especialización que tiene ventajas para los pacientes, porque el tratamiento sigue unos protocolos establecidos examinados de forma regular, y para los médicos, porque les permite participar en áreas específicas a nivel nacional e internacional”, comenta.

Investigación internacional y estudios clínicos propios

El Servicio de Nefrología participa en seis proyectos europeos del Programa Marco, algo que, en opinión del Dr. Egido, “es un caso único en España, donde hay pocos servicios clínicos que participen en estos proyectos”. Algunas de las investigaciones que está desarrollando en este ámbito tienen que ver con nefropatía diabética, nuevos biomarcadores de daño renal y cardiovascular, nuevas estrategias terapéuticas de las enfermedades renales, riesgo cardiovascular en el enfermo renal y otras enfermedades ligadas a la enfermedad renal.

Según el nefrólogo, una de las áreas más importantes del Servicio es la de estudios clínicos de diseño propio. “Habitualmente, los nefrólogos y otros especialistas participan en estudios clínicos diseñados por la industria farmacéutica, pero el Servicio de Nefrología de la Jiménez Díaz, en colaboración con el Hospital 12 de Octubre, ha empezado a diseñar estudios clínicos propios”, explica. Ya está en marcha uno de estos estudios sobre el tratamiento de la enfermedad renal con activadores de la vitamina D, en el que van a participar 25 centros españoles. Para el Dr. Egido, el otro gran reto es “trasladar los avances de investigación clínica a la práctica clínica”. Los profesionales del Servicio han publicado más de 500 artículos en los últimos años y, según el Jefe de Servicio, “es, probablemente, la Unidad de Nefrología con más tesis doctorales leídas de toda España: más de 120”.

Por otro lado, el Servicio tiene “una intensa capacidad formadora”. El Dr. Egido es catedrático de Medicina Interna y en el Servicio hay un profesor titular y dos asociados. Anualmente, organizan un curso de Hipertensión Arterial en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) para unos 250 alumnos de últimos cursos y dos cursos de doctorado: uno sobre patología renal y otro sobre patología vascular, con más de 400 asistentes. Además, casi todos los componentes del Servicio son invitados regularmente a impartir ponencias en reuniones nacionales e internacionales. “El Servicio de Nefrología tiene un gran compromiso con la docencia de larga tradición, puesto que fue clave en la creación del MIR”, recuerda el Dr. Egido.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com