Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 23 de enero de 2012   |  Número 42
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
ENTREVISTA CON ISABEL MARTÍNEZ, VICEPRESIDENTA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍA
“El abordaje moderno de la enfermedad renal crónica se llama prevención”
“La crisis nos ha obligado a reducir cursos de formación continuada; para nosotros es prioritario mantener las becas de los residentes de último año”, ha comentado la especialista del Hospital de Galdakao

Eva Fariña
La Dra. Isabel Martínez Fernández ha realizado para Publicación Médica de Nefrología un balance muy positivo de los tres años que lleva en la Vicepresidencia de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), junto con el actual presidente, el Dr. Alberto Martínez-Castelao. Esta especialista del Servicio de Nefrología del Hospital de Galdakao de Bilbao ha analizado los principales proyectos puestos en marcha desde la sociedad científica, como el desarrollo de diversos estudios, y ha lamentado que la actual situación económica esté reduciendo el presupuesto para la formación y la investigación. La Dra. Martínez ha destacado que la detección precoz de la enfermedad renal es una de las funciones principales de la SEN, para lo cual debe actuar como coordinadora de todos los profesionales que intervienen en el abordaje del paciente con esta patología. En su opinión, “el abordaje moderno de la ERC se llama prevención”. “Hay que prevenir, y debe hacerse desde la Medicina primaria. Por tanto, la relación entre Medicina especializada y primaria es básica para la salud de la población”, ha dicho.

Isabel Martínez, vicepresidenta
de la Sociedad Española
de Nefrología.

¿Qué balance hace a nivel personal y profesional de sus tres años como vicepresidenta de la Sociedad Española de Nefrología?
Pertenecer a esta sociedad científica ha sido y es para mí un placer y un honor, ya que tengo la posibilidad de representar al conjunto de los nefrólogos de nuestro país. También supone estar a su servicio, y facilitar, como parte de la Junta Directiva, iniciativas y actividades propuestas por los diferentes grupos que conforman nuestra Sociedad de Nefrología. En lo personal, me ha permitido conocer más próximamente a un equipo de personas dirigidas por el Dr. Martínez-Castelao, un profesional excelente, con una gran capacidad de trabajo, siempre dispuesto a aceptar labores, a veces arduas, que, no olvidemos, deben, o mejor dicho, debemos compatibilizar con el trabajo asistencial de cada día.

¿Cómo es la relación entre ustedes? ¿Con qué asiduidad se ponen en contacto?
Los miembros de la Junta Directiva nos comunicamos mensualmente mediante teleconferencia, pero el trato personal es tan agradable, que las escasas reuniones presenciales que hemos tenido en estos tres años han sido un placer. Así que, para mí, formar parte de este equipo ha sido ciertamente extraordinario y muy enriquecedor.

¿En líneas generales, qué proyectos se han consolidado durante el año pasado y cuáles son los principales objetivos para 2012?
El proyecto más importante por su envergadura ha sido el Estudio NEFRONA. Se trata de un Observatorio de Ateroesclerosis carotídea en el paciente con enfermedad renal crónica (ERC) desde estadio 2 a estadio 5D, es decir, pacientes en diálisis. El objetivo es valorar el diagnóstico precoz de la enfermedad vascular del paciente renal crónico. Ese estudio está basado, fundamentalmente, en técnicas ultrasónicas de imagen, combinando la ecografía carotídea con datos de la ecocardiografía, y todo unido a parámetros analíticos muy completos, añadiendo marcadores de progresión de la ERC y de daño cardiovascular. El estudio ha incluido hasta ahora 2.000 pacientes con ERC estadios 2 a 5D y 1.000 controles, y está en su segundo año de observación, hasta completar un seguimiento de tres años.

Otro estudio destacado es el EMITRAL, que intenta valorar la presencia de calcificaciones vasculares en el paciente en estadio ERC-5T, es decir, portador de un trasplante renal. Ha tenido un seguimiento de un año y ahora vamos a analizar sus resultados durante este mes de enero.

Y está arrancando otro trabajo muy importante para nuestros pacientes, el estudio PROGRESER, coordinado por el GEENDIAB, el Grupo de Trabajo de Diabetes Mellitus de la SEN, que estudiará los factores de progresión de la ERC en 800 pacientes, comparando la evolución de los diabéticos con los no diabéticos. He destacado estos estudios, pero hay otros más en marcha y en preparación.

La detección precoz de la enfermedad es una de las principales preocupaciones de la SEN. ¿Qué proyectos tiene en este ámbito?
Una de las funciones más importantes de la Sociedad Española de Nefrología es coordinar las labores de los distintos profesionales que tienen a su cuidado al paciente, tanto en Atención Primaria como en otras especialidades, con el fin de detectar precozmente la ERC, especialmente, la que llamamos ‘oculta’. Para ello, tenemos en marcha un ambicioso programa, que se enmarca en el ámbito del ‘Grupo de Acción Estratégica de la SEN’ y de las ‘Estrategias de Prevención en Salud Renal’ de la SEN. Se trata del proyecto ‘Juntos en la Enfermedad Renal Crónica’, que intentamos abordar con las tres sociedades de Atención Primaria y otras de medicina especializada, como la Sociedad Española de Neurología (SEN), la Sociedad Española de Cardiología (SEC), La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Diabetes (SED), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Hipertensión - Liga Española para la lucha contra la hipertensión arterial (SEH-LELHA). El diagnóstico precoz de la ERC consigue disminuir el riesgo cardiovascular del paciente con ERC, a la vez que evita o retrasa su entrada en diálisis.

¿Cómo es y cómo debe ser el abordaje de la enfermedad renal crónica y de sus complicaciones, sobre todo en los ancianos?
Me parece una pregunta muy pertinente y de hondo calado; es evidente que una respuesta en profundidad superaría el ámbito de esta entrevista. Para poder comprender a lo que nos enfrentamos, me gustaría dar algunos datos. Según el Registro Español de Diálisis y Trasplante, el 48 por ciento de los pacientes que comienzan diálisis cada año, lo hacen por daño renal secundario a la diabetes mellitus, a la hipertensión arterial (HTA) y a la pielonefritis crónica; es decir, la mitad de los pacientes que entran en diálisis lo hacen por enfermedades parcialmente prevenibles y perfectamente tratables. Por tanto, el abordaje moderno de la ERC se llama “prevención”. Hay que prevenir, y debe hacerse desde la Medicina primaria. Por tanto, la relación entre Medicina especializada y primaria es básica para la salud de la población.

La media de edad de la población es cada vez mayor, ¿se deben tomar medidas para afrontar los próximos años?
La sociedad envejece, y esto es un logro de la Medicina, pero trae consigo un cambio de mentalidad. Hace no demasiados años había una edad límite por encima de la cual los pacientes ya no eran incluidos en técnicas de diálisis; sin embargo, hoy día los programas de diálisis tienen pacientes de 90 años, porque, aunque algunos piensen que la ERC no avanza en los añosos, lo cierto es que no debe ser del todo cierto, ya nuestras Unidades de Diálisis están llenas de ellos. Quizá un control cuidadoso de la ERC en pacientes añosos, en coordinación con los médicos de asistencia primaria, permitiría que nuestros ancianos pudieran vivir lo que les corresponde de vida sin tener que llegar a diálisis, y ese debería ser nuestro objetivo.

En 2011 se celebró la 4ª Reunión de Actualizaciones SEN-Shire, de las que usted es coordinadora. ¿Qué balance hace de este tipo de encuentros?
El formato de las ‘Actualizaciones SEN-SHIRE’ es, probablemente, el más atractivo entre todas las reuniones y los congresos a los que podemos asistir a lo largo del año, a excepción del Congreso Anual de nuestra especialidad. Esto se demuestra en cada nueva edición, ya que el número de nefrólogos asistentes sigue en aumento. No es de extrañar, puesto que en ‘Actualizaciones’ se pretende que, de forma cómoda para los discentes, un ponente experto exponga todas las novedades aparecidas en el último año, tanto en la literatura médica como en congresos. Se tocan los temas más importantes de la Nefrología, desde la patología clínica, como la glomerulonefritis o la HTA, así como la ERC en todos sus aspectos, las diferentes técnicas de diálisis, el trasplante renal, etc. En fin, una magnífica puesta al día que los nefrólogos reconocen como una excelente reunión.

Las ‘filiales’ autonómicas de la Sociedad Española de Nefrología también organizan sus propios encuentros. ¿Cómo es la relación entre la SEN y las sociedades regionales?
La relación entre la SEN y las sociedades regionales es fluida y cordial. Pienso que es importante la existencia de reuniones regionales o autonómicas, porque se mantiene un contacto constante entre compañeros, que nos permite seguir siendo una gran familia, a la vez de intercambiar conocimientos que nos ayudan a la solución de no pocos problemas. La mayor dificultad hoy en día es encontrar patrocinio para las reuniones, habida cuenta de la crisis en la que estamos inmersos, pero lo cierto es que el interés por el encuentro nos hace afrontar las dificultades y hasta el momento seguimos manteniendo estas reuniones.

La formación y la investigación son dos aspectos clave en el desarrollo de la Nefrología. ¿De qué manera se están impulsando desde la SEN y qué proyectos hay para el año 2012?
La SEN organiza una serie de cursos intensivos y encuentros para los médicos residentes en formación a lo largo del año, como el Curso HTA y Riesgo Vascular, el Curso de Hemodiálisis, el Curso de Diálisis Peritoneal y Encuentros de Residentes. Por desgracia, también en estas reuniones la crisis económica está haciendo que tengamos que restringir el número de residentes que pueden asistir a los mismos o, incluso, eliminar alguno de estos cursos. La SEN también intenta mantener la Formación Continuada de todos los nefrólogos en general, con ‘Actualizaciones’ como las que organizamos con Shire, y otros muchos cursos, reuniones y simposios, además del Congreso anual, que es la máxima expresión de todo lo que se hace a lo largo del año.

Para nosotros es prioritario mantener las becas, las salidas a otros centros nacionales o del extranjero, de nuestros residentes en el último año de especialidad, y las ayudas a la investigación. Toda esta actividad solo puede mantenerse gracias a la ayuda económica de la industria, a la que queremos agradecer su apoyo continuado, y a los beneficios que se pueden obtener de los congresos anuales. En el año 2012 abordaremos dos proyectos de formación para adjuntos, en técnicas de imagen y ultrasonidos en Medicina Vascular y Nefrología, uno en la UDETMA y la Universidad de Lleida, y otro en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, en contacto con la Universidad de Alcalá. Ambos están patrocinados por la Sociedad Española de Nefrología.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com